Nuestra villa

facebookdel.icio.usmenéameyahoo

 

 

La villa de Mayorga se localiza al noroeste la provincia  de Valladolid y en el límite con la provincia de León, dentro de la  Comarca de Tierra de Campos,  en  la margen izquierda del rio Cea.

Mayorga fue un enclave habitado ya en época prehistórica. Algunos investigadores la identifican con ciudad vaccea de Meóriga, asentamiento situado en los márgenes del rio Cea, ciudad de cierta importancia en la época romana.

Mayorga se identifica con el lugar y población de Castro Froilá, población que fue abandonada durante el belicoso  reinado de Urraca Alfonso (1081-1126).

Alfonso VII (1126-1157) manda poblar las villas y tierras que habían sido destruidas durante las guerras, es entonces cuando deja de mencionarse Castro Froilá y aparece por primera  Mayorga (1126) para referirse al territorio jurisdiccional  de Castro Froilá. Aunque no es hasta 1181 cuando se puebla Mayorga, momento en que el rey Fernando II de le otorga su fuero y así adquiere la condición de villa.

Mayorga fue aumentando su importancia a la largo de los siglos X a XII debido su situación fronteriza entre los reinos de Castilla y de León, llegando a contar con una importante judería , tal es así que llego a ser conocida como el "Castro de los judíos" (Castrum iudeorum de Maiorica) 

En el siglo XIII  Mayorga adquiere el titulo de Ilustre, titulo otorgado por María de Molina a esta población en reconocimiento de su lealtad a los intereses reales  durante la guerra civil  que enfrento a la regente con los Cerda  por la corona de Castilla.

En el siglo XIV Mayorga llega a ser Condado, bajo el reinado de Juan I (1379-1390), siendo su primer titular  Pedro Núñez de Lara.

A lo largo del siglo XV Mayorga empieza a perder importancia,  llegando a integrase en el Señorío  del Conde de Benavente en 1430.

Fue un recinto amurallado con cuatro puertas de las que se conserva el arco. El Rollo de justicia data del primer cuarto del s.XVI. Ermita de Santo Toribio: de estilo neorrománico de 1733. Iglesia de Santa María de Arbas: edificio Histórico Artístico, múdejar del s.XIV. Iglesia de Santa Marina: mudéjar de finales del s.XV. Iglesia de Santa María del Mercado: múdejar de finales del s.XV. Iglesia del Salvador: de 1971, Torre del s.XVIII. Iglesia conventual de San Pedro Mártir: del s.XVII; Iglesia de San Juan: mozárabe del s.XV, se ubica el Museo del Pan. Rollo de Justicia; del s.XVI. El buzón de correos más antiguo de España, de 1793. Puente romano sobre el río Cea: de 1590. Numerosos edificios civiles.

Puente sobre rio CeaEs una de las localidades que cuenta con mayor y mejor patrimonio histórico de la provincia de Valladolid, pese a que la falta de piedra en la comarca impuso la mayor utilización del ladrillo para la construcción de viviendas y edificios religiosos.

Nuestro punto de partida para recorrer los más de veinte monumentos de interés en el pueblo va a ser la Plaza de España, situada en el centro geográfico de la localidad. 

Lo primero que vamos a admirar es su Ayuntamiento, un edificio de piedra, rematado por un primer piso de ladrillo en cuyo centro se observa un escudo de la villa y en cuyo interior se ha instalado la oficina de turismo. Justo al lado de la casa consistorial, se levanta la Casa de Cachón, antiguo Palacio de los Pimentel, una construcción barroca del siglo XVIII y cuya fachada muestra el escudo del mismo siglo en piedra del Obispo Cachón.

En otro de los laterales de la plaza se eleva, elegante, la Torre de El Salvador, del siglo XVIII, donde cabe destacar el antiguo retablo de la iglesia de Santa María de Arbás de 1498.

En el lado opuesto de la plaza está la Casa barroca del Conde Catres del siglo XVIII con interesante fachada de ladrillo. Cogemos la calle Cantones donde podemos ver la Casa Calle, otro edificio barroco del siglo XVIII con fachada de ladrillo, pero esta vez sobre zócalo de piedra y con un bonito alero de madera. 

Giramos a nuestra izquierda para entrar de lleno en una de las principales calles de Mayorga, la Calle Derecha, donde está el Centro Cívico "Modesto Lafuente"  ubicado en la que fue casa de este y Pasaje de San Martín, donde está el Arco de piedra, resto de lo que fue la iglesia de San Martín.

Siguiendo la calle adelante, llegaremos hasta un buzón de correos muy peculiar, ya que es el primero del que se tiene constancia en España datando su funcionamiento del año 1793. Algunos metros más allá, ocupando una extensa manzana, se levanta el Convento de San Pedro Mártir, donde destacan tanto el claustro principal, con su empedrado original, como el otro claustro, más pequeño pero de mayor belleza de estilo mozárabe o la iglesia de una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y abierta al culto en el año 1707.

Abandonamos momentáneamente la calle Derecha para asomarnos en la Calle los Olleros a otra casa barroca del siglo XVIII, la Casa de los Calderones con dos aleros bien diferenciados, uno de madera y otro de ladrillo. Retomando la calle Derecha, llegamos prácticamente hasta su final, donde está el Arco de la Muralla de estilo gótico-mudéjar de los siglos XV-XVI, con forma ojival perteneciente a un antiguo recinto amurallado con cuatro puertas de las cuáles sólo se conserva ésta. Torciendo a la izquierda llegamos a un parque en cuyo centro se yergue el Rollo gótico de Justicia del siglo XVI. Es de cuerpo circular rematado con cuatro
gárgolas que soportan una curiosa linterna que culmina el monumento.

Algo más adelante se encuentra el Corrillo de Santo Domingo, que da paso a la Calle Arbás, donde están primero la Casa de los Capellanes de Arbás con primer piso de piedra y segundo de ladrillo y después la Iglesia de Santa María de Arbás, construcción del siglo XV declarada Monumento Histórico-Artístico. Es un edificio de estilo mudéjar con una preciosa torre cuadrada de ladrillo.

Llegamos así hasta la carretera que va hasta Sahagún, en donde se ubica la Ermita de Santo Toribio de 1733 en estilo neorrománico. Es de ladrillo compuesta de tres naves que se cubren con bóvedas de cañón donde la central tiene arcos fajones y cuya cúpula se eleva sobre el crucero. Unos 50 metros más allá, encontramos la Iglesia de San Juan (siglo XV).

En primer plano en el Parque Mirador se sitúa el río Cea y su amplia vega con una exuberante vegetación compuesta sobre todo a partir de chopos junto al erendero allí instalado todavía se conserva el antiguo puente de la N-601 sobre el río que está fechado en el año 1590. Está compuesto por ocho ojos de arcos de medio punto sujetos por potentes contrafuertes. Se pueden contemplar los inmensos campos de labor del norte de la provincia. En un amplio horizonte se divisan la Cordillera Cantábrica, desde el Teleno, cerca de Astorga, hasta el Curavacas al norte de la provincia de Palencia. Seguimos hasta alcanzar el cruce otra vez de la Calle Derecha donde se ubica la Iglesia de Santa María del Mercado, hoy propiedad privada. Es un bello edificio mudéjar de finales del siglo XV con una magnífica torre cuadrada de varios cuerpos. Al lado se sitúa el Hospital de San Lázaro del siglo XVIII, con dos fachadas de ladrillo.

Llegamos hasta la Calle de Santa Marina, al final de la cual está la última de las iglesias de Mayorga, la de Santa Marina. También mudéjar del siglo XV y construida con tapial y ladrillo.

Por último, para los amantes de la naturaleza y los animales está el "minizoo" de Parqueluz. Situado a unos 12 kilómetros del casco histórico, se llega a través de la carretera que pasa por Castrobol y se dirige al límite provincial de León. Tiene una superficie de 20.000 metros cuadrados y está pensado para los más pequeños de la casa. Aquí podremos descubrir el maravilloso mundo de los pájaros, los emúes y los perros, sobre todo mastines. Además posee un parque infantil, comedor y tres encantadoras lagunas en las que viven a sus anchas las distintas clases de patos.

Reseñar que el municipio también ofrece la posibilidad de alojarse y de comer en sus variados establecimientos.

 

Vitor

Mayorga también es conocida por su Fiesta de Interés Turístico Nacional, conocida como "El Vítor", celebrada el 27 de septiembre. Una procesión que se remonta al año de 1737, cuando la noche del citado día, los vecinos salieron a recibir la reliquia de Santo Toribio, provistos de antorchas. Actualmente el pueblo sale a la calle con ropas de antaño, portando viejos pellejos con pez, sujetos a unos varales, que se prenden, mientras cantan y bailan en el cortejo. La procesión termina cuando El Vítor o estandarte llega a la Ermita, sobre las cinco de la madrugada. El fuego, el olor a pez quemada y los cánticos hacen de esta fiesta un acto único, digno de ser vivido.
Son también destacables los encierros y espectáculos taurinos, que se celebran desde el año 1503.

Otro acto a resaltar se celebra a finales del mes de julio es la "Trovada de Habaneras", con una gran asistencia de público.

Mayorga también ofrece al visitante un amplio abanico de gastronomía, desde el tradicional lechazo, pasando por el exquisito pollo de corral y acabando por el pichón bravío, las sopas de ajo, sin olvidarnos de las lentejas pardinas o el cocido, acompañado de pan candeal y de una estupenda repostería tradicional basada en rosquillas, pastas, hojaldres o mantecadas.
Mayorga ofrece al visitante un amplio abanico de gastronomía, desde el tradicional lechazo, pasando por el exquisito pollo de corral y acabando por el pichón bravío, las sopas de ajo, sin olvidarnos de las lentejas pardinas o el cocido, acompañado de pan candeal y de una estupenda repostería tradicional basada en rosquillas, pastas, hojaldres o mantecadas.
Diputación Provincial de Valladolid·Tel: +34 983 427 100·Fax: +34 983 267 919